¿Inteligencia individual o Inteligencia colectiva? ¿Conectividad o soledad? Diferentes modelos de liderazgo. Uno de ellos es el Social Networker. ¿Quieres saber cuál es? ¡Sigue leyendo!


En este post, parte de la serie de competencias en Marca Personal y Profesional,  trataré la novena competencia más solicitada por el mercado, en este caso con un 15% de votaciones: Ser un Social Networker.

 

Recuerda son los resultados de una Estudio Delphi 2020 realizada por Humannova, a un conjunto amplio de directivos relacionados con el mundo de los Recursos Humanos (RRHH), presentación a la que acudí en Barcelona, en las oficinas de Aedipe Catalunya.


 

El contexto


Las organizaciones están cambiando. El mundo está cambiando.

La globalización y la tecnología, los dos máximos factores que nos permiten estar trabajando en un proyecto con personas de otros países, todos al servicio de un objetivo común. Sin necesidad de habernos conocido antes, sin necesidad de ocupar el mismo espacio. Solamente conectados.

La globalización y la tecnología son los que nos permiten estar en contacto con personas que todavía no conocemos pero que sentimos cercanas, pues nos comunicamos con ellas con el mismo lenguaje, intercambiamos ideas, potenciamos nuestro trabajo, e incluso podemos llegar a trabajar juntas.

¿Cómo puede ocurrir esto en nuestro entorno?

Creando Organizaciones 2.0. Organizaciones donde la pauta es la interacción, la red, la comunicación, la colaboración, y además en un entorno tecnológico que lo permite. Ya hablaré de éstas en breve en otro post. ¡Lo prometo!

Aquí es donde entra el Social Networker.


 

 

Social-Networker


 

 

El Social Networker


Te avanzo una conversación que mantuve el otro día con una amistad (espero que no lo sepa mal, sabe que le aprecio mucho). Es una amistad que está finalizando el desarrollo de su propio proyecto, como muchos de nosotros podamos o puedas estar tú mism@ estar haciendo. Esta amistad se encuentra en el paradigma del "secretismo", del "no compartir", pues la creencia en la que se mueve es la de que si comparte su proyecto, fácilmente alguien se lo puede replicar. No se plantea compartirlo ni difundirlo en redes sociales. Prefiere ir poco a poco y moverse por los contactos que ahora  mismo pueda tener.

Es un enfoque. Por supuesto un enfoque totalmente válido, lícito, legítimo.

Ahora bien, un Social Networker actúa bajo otro paradigma. Un Social Networker se mueve por el paradigma de la inteligencia colectiva. Compartir. Difundir. Crear contactos de valor aportando valor.

Un Social Networker trabaja de forma colaborativa, en ocasiones sin ánimo de lucro, por el hecho de generar, crear, aportar, reinventarse, crecer en la red.

Un Social Networker crece y trabaja en red, no en la red.

 

¿Para qué ser Social Networker?


Un Social Networker no se plantea el "para qué",  pues se mueve en las creencias que os he comentado anteriormente. Aun así, es importante saber qué beneficios se pueden obtener de ser un Social Networker.

El para qué se puede resumir en:

  1. Para crecer de forma colaborativa: Sabemos que la suma de un equipo es mucho más que la suma de sus componentes. Se generan nuevas ideas, dinámicas, energías por el hecho de trabajar en equipo. El equipo aporta a cada uno de sus miembros. Por lo tanto un Social Networker se beneficia de los conocimientos de la red en la que trabaja, red que trabajará con él si a su vez en un miembro interesante con el que colaborar.

  2. Para que te conozcan y te llamen porque te consideran un referente en tu materia: como decía, la red trabajará contigo si aportas valor. Aportar valor es la manera en la que te posiciones dentro de tus contactos, actuales y deseados.

  3. Para servir en comunidad: No serás un Social Networker para mostrarte como en un escaparate. No. Serás un Social Networker porque crees en Compartir, Entregar, Aportar.

  4. Para adaptarse al entorno 2.0 que se está generando y será el futuro. Un Social Networker se moverá en el entorno 1.0 (desvirtualizado, "real") y también en el 2.0 (virtual, el de las redes sociales, e-mail marketing, etc). Ampliará su red en eventos de networking, business events, foros, redes sociales, círculos más íntimos, etc.



Y el mayor activo que obtiene el Social Networker es... su Capital Social. Su red de contactos.


Antes se llamaban "enchufes". Podía incluso estar mal visto.

Más adelante se asociaba la red de contactos a la red comercial. Un comercial era el que generaba y explotaba sus contactos para ofrecerle o imponerle su discurso de ventas.

Ahora, como decía, estamos evolucionando a la globalización, por lo tanto el tener contactos aquí o allá, contactos que te pueden ayudar o con los que puedes colaborar, es un capital de lo más enriquecedor.

 

Y ahora te pregunto...



  • ¿Crees en el modelo de Social Networking?

  • ¿Bajo qué paradigma te mueves tú?

  • ¿Qué ventajas y desventajas encuentras al tipo de perfil de Social Networker?

  • ¿Cuánto tiempo dedicas a ser un Social Networker?

  • Si consideras que no lo eres, ¿qué obstáculos internos consideras que te lo impiden?

  • ¿En qué entorno te mueves más? ¿1.0 o 2.0?

  • ¿Qué simboliza el mundo 2.0 para ti?


 

Y te dejo con una frase que escuché y me prendó al momento. Frase mencionada por José Aguilar , director de la cátedra Nebrija Santander en Responsabilidad Social Corporativa, en el evento de Manager Forum - Manager Personas celebrado el pasado jueves 22 de mayo 2014:


 

 

 

"El talento es una especie que se reproduce muy mal en cautividad."


 


 

 

¿Cómo ves ahora la Conectividad? ¿Te consideras un Social Networker?


¿Qué te ha aportado la lectura de este artículo?


¡Deja un comentario!


 

 

Si tienes alguna duda, te espero en la sección de Contacto, estaré encantada de entablar conversación contigo al respecto de este tema. En cualquier caso, y por supuesto, tus comentarios  son bienvenidos en el blog.


 

Si no te quieres perder artículos como éste, te puedes suscribir al blog en este link.