¿Habéis oído hablar de Los Seis Sombreros para Pensar? Un gran método utilizado en múltiples organizaciones que han conseguido grandes progresos, dinámicas e ideas con esta dinámica y otras de Edward de Bono.

En mi caso, me llegó el libro de Los Seis Sombreros para Pensar a partir de la bibliografía sugerida por la Escuela Europea de Coaching (EEC) en la formación que realicé sobre Coaching de Equipos, y he acabado asistiendo al curso de Los Seis Sombreros este 28-29 de junio 2013 en Barcelona impartido por Donna Pace.

Edward de Bono es el padre del Pensamiento Lateral. Escritor, psicólogo por la Universidad de Oxford, maltés, e instructor y entrenador en el tema del pensamiento. Tiene diferentes obras: Pensamiento Lateral, Simplicidad, El Pensamiento Creativo, El Pensamiento Práctico, ... y Seis Sombreros para Pensar.

Éste último me llamó la atención, quizás por el título tan peculiar, que también me transmitió cierta ligereza. En cuanto leí la sinopsis, me produjo cierta curiosidad. ¿Cómo podían seis sombreros ayudar a enfocar nuestro pensamiento?

Curso Los Seis Sombreros para Pensar coach


Me sumergí en su lectura, y me cautivó el buen criterio de su metodología. Cómo este método, el método de Los Seis Sombreros,  podía ayudar a empresas, organizaciones , equipos, y a uno mismo a encontrar infinitos puntos de vista de un mismo tema así como a tomar decisiones habiendo analizado el enfoque desde diferentes alternativas. Enseguida pensé en cómo yo, comodar a mis clientes con Los Seis Sombreros.

Os explico en qué consiste.

Esta metodología está basada en el Pensamiento Lateral, un método de pensamiento que puede ser empleado como una técnica para la resolución de problemas de manera creativa. Es una forma específica de organizar los procesos de pensamiento, que busca una solución mediante estrategias que se pueden considerar no demasiado ortodoxos o habituales, ya que normalmente serían ignorados por el pensamiento lógico.

En el caso específico de Los Seis Sombreros, se fuerza a la persona, o a cada una las personas de un equipo, a trabajar en un pensamiento paralelo a la vez. Por ejemplo: todos a una a generar ideas, ... o todos a una a buscar riesgos en el tema propuesto.

Cada uno de los sombreros es una frecuencia en la que el equipo o la persona de debe encontrar, sin interferir con ninguna otra frecuencia. Estas frecuencias son:

- Sombrero Blanco: el sombrero de los datos, de los hechos, el sombrero objetivo. Sin opiniones. Neutro. Ejemplo: la definición de el río Ebro en Wikipedia (El río Ebro es el río más caudaloso de España, y el segundo de la península ibérica después del Duero...)

- Sombrero Rojo: el sombrero de las emociones, la intuición, los sentimientos... Ejemplo: adoro esta idea; esta colaboración no me encaja nada.

- Sombrero Amarillo: el sombrero que se enfoca en los beneficios, ventajas, valores añadidos. El que busca las oportunidades a pesar de que incluso nos pueda resultar difícil encontrarlas, siempre justificando dichas oportunidades basándolas en hechos, datos, experiencias o suposiciones. Ejemplo: beneficios en la idea de que no existan fines de semana de descanso.

- Sombrero Negro: sería el sombrero opuesto al Sombrero Amarillo, en el sentido de buscar los riesgos, dificultades o problemas ante una idea, justificando de la misma manera que el Sombrero Amarillo en base a hechos, experiencia o suposiciones. Ejemplo: riesgos que puedan surgir si los días de descanso semanales fueran cuatro y no solamente sábado y domingo.

- Sombrero Verde: el sombrero creativo, el de generación de soluciones a los problemas que pueda haber encontrado el Sombrero Negro. Proactivo. Generador de ideas sin cuestionarlas, dejando que fluyan.

- Sombrero Azul: el sombrero que ejercería el Coach, siempre formado en la metodología de Los Seis Sombreros. Es el sombrero director de orquesta, el controlador del proceso. El que decide qué sombrero utilizar, cuándo y cómo para que la reunión o sesión sea más productiva.

Hay diferentes secuencias, tiempos, modos de uso de cada uno de los sombreros según el objetivo a conseguir en la dinámica. Es necesario haber recibido una formación adecuada y reglada para poder utilizarlos de la manera correcta. Ésta es la formación que he recibido estos días con Donna de Pace (¡Gracias Donna Pace, ha sido un placer!)

Esta formación me ha permitido profundizar en la manera de cómo el método de Los Seis Sombreros para Pensar, nos pueden ayudar a salir del bucle, a desencallarnos, a encontrar soluciones que ni nos habíamos planteado, a cómo buscar la parte positiva donde es difícil encontrarla... Como podéis intuir, otra metodología que puede utilizar en los Procesos de Coaching con mis clientes. ¡Ahora mismo con muchas ganas de aplicarla!

 

Si te apetece, si te encuentras en una de estas situaciones (tomar una decisión, buscar distintos enfoques, salir de un bucle), ya seas tú o tu equipo, y quieres experimentar un taller/workshop con Los Seis Sombreros, sólo tienes que contactar conmigo. Será todo un placer poder acompañarte.


¡Seguro que no te arrepentirás!