El jueves 3 de octubre asistí a la presentación inaugural de L'Hora Violeta (lhora violeta) en el TecnoCampus de Mataró, una asociación para la mujer centrada en el Maresme (área litoral de Barcelona provincia). ¿Quieres saber más?

Esta asociación cuenta como miembras fundadoras a la regidora de Urbanismo del actual gobierno municipal Montse Rodríguez, y la exregidora y actual diputada socialista Alicia Romero, además de psicólogas, empresarias, abogadas y economistas.

Meritxell Puyané, socia fundadora y vocal, junto con Arantxa Sabanés nos explicaron en qué consitía L’Hora Violeta.

 

 L'Hora Violeta


Esta asociación tiene como objetivo dar soporte a la mujer en su autonomía, igualdad de género y erradicación de la violencia machista. Sin ánimo de lucro, es un punto de encuentro donde las mujeres pueden realizar diversas actividades que les ayude a interactuar con otras mujeres y obtener soporte social, bienestar y mejora de su calidad de vida.

Ofrece tanto soporte personal, a través de talleres de crecimiento personal, soporte psico-físico, charlas, talleres… y también áreas de atención psicológica (a las mujeres y su entorno familiar) y jurídica, social, asesoramiento financiero, mediación familiar, soporte profesional, etc.

Fue un placer asistir a dicha presentación, además por el hecho de que la ponente invitada era Carme Sanchez, la cual realizó una ponencia donde se ponía de manifiesto que el gran avance que podemos pensar las mujeres que viene de hace tiempo, no es así, es realmente de la última década. En este siglo XXI se han logrado algunos hechos que ya venían arrastrándose de las últimas décadas del siglo XX. Dio que pensar que los logros en el avance de la mujer cueeeestan… y mucho, y además que ¡ojo con que no perdamos algunos de ellos!. Fijaos en las últimas discusiones sobre la ley del aborto. ¿Volvemos hacia atrás?

 

Como mujer, me alegro de que existan asociaciones como ésta, pues hay mujeres que necesitan de estos soportes. No deja de ser un soporte social, como otros, pero para un segmento de la población específico. No quiero entrar en si es una asociación feminista o no, seguramente sí lo sea, sólo quiera remarcar que cubre una demanda de la sociedad, y me alegro de que así sea. Ahora prima el movimiento social, con la que está cayendo…