Coaching. Una palabra últimamente utilizada en múltiples registros: en televisión, en el trabajo, en el deporte, etc.

Que se utilice tanto nos puede hacer bien y nos puede hacer mal a la profesión de Coach. Bien, porque el término, a pesar de ser anglosajón, nos vamos familiarizando con él, ya que no todo el mundo está habituado a tratar con palabras inglesas.

La palabra coaching significa


Por otro lado, el uso de la palabra Coaching en otros términos que no son los propios de nuestra profesión de Coach, hace que se pueda llegar a desvirtuar el concepto.
También puede llegar a ser desvirtuado por el hecho de que haya coaches que tengan una formación simbólica en Coaching y ya con ella se consideren Coaches.

Para los que no estáis metidos en este mundillo, deciros que la formación seria en Coaching puede abarcar hasta 200 horas de formación, e incluso más. Además, para obtener el primer nivel de titulación como Coach en la International Coach Federation, es necesario haber realizado 100 horas de coaching. Luego además, hay formación continua para poder mantener la titulación. ¿Os suena? ¡Los médicos también lo hacen! Y es que tratar con personas es delicado... y ¡hay que estar bien formados para ello!

Como veis, ser Coach es algo serio. Nada que ver con David Bisbal o Melendi llamándose coaches en un programa de televisión. Y lo digo sin el ánimo de ofender a nadie, no, pero con la intención de que se distinga la profesión en sí de otros usos que se hacen de esta palabra, que nadie dice que no sean válidos. Lo dicho, para que no haya malos entendidos.

¡Cuántas veces me preguntan qué es el Coaching!, o... ¿qué es un Coach?

Así que voy a aprovechar este post para explicar qué es el Coaching como profesión seria.

  1. Hay múltiples definiciones de Coaching. Una de ellas podría ser que el Coaching es un acompañamiento en un proceso de cambio. Se trata de una potente herramienta de desarrollo personal cuya técnica se basa en la pregunta por parte del Coach.

  2. Trabajamos sobre una meta, y en el camino de alcanzarla tomarás conciencia de tus recursos y habilidades, de aquellos  que sabes que tienes y de aquellos de los que todavía no eres consciente, así como de los obstáculos y límites para superarlos.

  3. El Coach te ayudará a salir de tu bucle sin proporcionarte soluciones ni consejos, sino ayudándote a que seas tú mismo/a quien lo consigas, lo que diferencia al coaching de otras profesiones como la de formador, terapeuta o consultor. El Coach, mediante la pregunta, te ayudará a que tomes conciencia, a que llegue tu “clic” para darte cuenta qué te hace realmente estar en tu realidad actual.

  4. En base a ello, la responsabilidad y el compromiso por tu parte, así como el estar abierto al cambio, son cruciales para avanzar hacia la meta que establezcas en tu proceso de coaching.

  5. Lo más identificativo del coaching es que está totalmente vinculado a la acción, pues el Coach te desafiará a que haya evolución entre sesiones.


Puede haber Coaching Personal o Life Coaching, Coaching Ejecutivo, Coaching Empresarial, Coaching de Equipos o Team Coaching, y puede haberlo también enfocado a distintos nichos de mercado (familias, empresa, mujeres, etc.). También múltiples líneas: Coaching Ontológico, Coaching Transpersonal, Coaching Co-Activo... pero no te marees.

El Coaching es el Coaching, lo cual no quita que te informes a la hora de decidirte a hacer un Proceso de Coaching.

Te invito a leer otro post que publiqué hace un tiempo que también te puede ayudar a qué haría un Coach por ti. Es el post en el que explico cómo actúa un Coach como espejo: Cómo habría acabado el cuento de Blancanieves si...

Y hasta aquí la explicación de qué es un Coach. La intención es pura. Es la de hacerte conocedor de qué es realmente el Coaching.

¿Cómo lo ves? ¿Qué dudas tienes?


En caso de que las hubiera, no te quedes con ellas. Contacta conmigo y estaré encantada de clarificártelas. Un abrazo. Tu Coach.