Tenía pensado escribir un post sobre el curso que he recibido estas dos semanas sobre el Eneagrama, pero se me ha colado un hecho importante, relacionado con mi profesión de Coach, por lo que dejaré el Eneagrama para la semana que viene (sorry, Borja). Hoy he tenido un regalo.

Hoy, mientras escribo este post el 27 de sept 2013,  me han notificado que, tras casi 2 años de seria y reglada formación en Coaching, he aprobado los exámenes del curso ACTP (Accredited Coaching Training Program), lo cual automáticamente significa que me certifico como Coach ACC (Associated Certified Coach) por la International Coach Federation (ICF).

Sí, lo sé, un lío de nombres y siglas para los que no estéis familiarizados con la materia, pero lo más importante, es la demostración que estoy realizando a mí misma y al mundo de que me tomo en serio esta profesión.

Justamente "discutíamos" sobre esto esta semana pasada por Twitter con @José Barroso y @angelcoach10, sobre si en algunos medios se da a entender que la ICF es la única organización que avala y certifica el Coaching. No es así, cierto, hay más. Y, sinceramente, no le doy importancia a cuál de ellas elige cada uno. Pero sí me da garantías un profesional que ha recibido una formación seria y reglada con un número de horas determinado y mínimo, que ha sido examinado o evaluado por unos profesionales serios y doctos en la materia y que ha aprobado demostrando sus competencias o habilidades requeridas para ser un Coach Profesional (sin entrar en la discusión de coach certificado sí o no).

Me entristece a la vez que enoja el ver cómo en medios, ya sean televisivos, escritos, talleres, seminarios... etc, se promulga el coaching como una metodología de super-motivators (yuhu!!), donde se promulgan talleres donde se sale con ese ímpetu de comerse el mundo para inmediatamente guardarlo en un cajón. Lo siento, eso no es coaching.

 

Basta ya del intrusismo y falsa imagen del coaching


Me remito como ejemplo al siguiente vídeo. No es una crítica a los coaches o escuelas de coaching que aparecen en el vídeo. Es una crítica al desconocimiento del Coaching. Probablemente si los reporteros o programa tuviera más conocimiento del coaching o se hubieran informado mejor, el documental habría sido enfocado de otra manera en el contenido y las preguntas de los reporteros. ¡Si ni siquiera aparece ni se explica la dinámica de una sesión de coaching! No quiero profundizar más en el vídeo, pues no es el objeto de este post, vídeo en el cual parece que el coaching sean talleres de dinámicas de grupo y no es así. Por otro lado los coaches (que no coachers) no son meros dinamizadores.

Un coach tiene que haber vivido el coaching en primera persona. Tiene que haber pasado y "sufrido" un proceso de introspección propio, potente. Tiene que haber vivido en primera persona todo aquello que le han enseñado en la formación: creencia, valores, tolerancias, capacidades, escucha activa, el ego, sus sub-personalidades, etc. (y sí, sé que estoy diciendo "tiene que").

Lo siento, no creo en los coaches que hacen un curso de fin de semana o un taller de varios días, y que sin titulación alguna por parte de ninguna entidad se hacen llamar "coach", y que comienzan a realizar sesiones de coaching y cobrar por ellas en cuestión de ¿2-3 meses?

Puedo crear polémica. Puede haber gente que piense que hay personas que nacen con un don. Sí, es cierto. Lo cual no quita que ese don se perfeccione, e incluso requiera profesionalizarse. Yo puedo haber crecido con el don de escuchar a los demás, y no por eso ejerzo de psicóloga sin haber estudiado psicología. Puedo escribir en este blog, y no por ello me hago llamar periodista ni escritora, profesiones que quiero pensar que las personas que las ejercen han estado formadas para ello.

Hubo un día que cierto "coach", sin titulación ni formación, claro, me dijo: "Soy coach y no hace falta que me forme para ello. Soy autodidacta. Aprendo con la vida. Por ejemplo, para ser político no hace falta estudiar política, ¿no?".... Pues... ¡¡¡así va el país!!!

Ejemplo de otra perla, en este caso parece que también televisiva: "Soy coach y mi trabajo se basa en destruir para reconstruir un pensamiento" ¡Horror! ¿Destruir?

Por favor, si te estás planteando formarte como Coach, te recomiendo dos cosas:

1. Que hagas un proceso de Coaching

2. Que busques una escuela de coaching que te ofrezca garantías.

. Que esté avalada por una asociación de coaching, ya sea ICF, AECOP, ASESCO.

. Que te ofrezca un programa de formacion riguroso y completo

¿Que es una formación cara? Pues sí. Ése es otro debate. Piensa que vas a realizar un "Máster" en Coaching, y como todo máster, su coste es elevado. Y ahora no hablo sólo de inversión económica sino también de inversión de tiempo.

Que no te hagan creer que por un curso de fin de semana vas a ser Coach. No. Irás a un curso de desarrollo personal, probablemente basado en el coaching, o te puedes familiarizar o tener un primer contacto con el coaching, pero no te habrás formado lo suficiente como para SER un profesional del Coaching.

En una formación seria, también aprendes a realizar sesiones de coaching (hablo de coaching personal). Una sesión de coaching tiene toda una estructura. Requiere un objetivo por parte del cliente, una validación por parte del coach de la viabilidad del objetivo en la sesión, un avance durante la misma, el cliente se va satisfecho y con el objetivo de la propia sesión cumplido. Una sesión de coaching es "todo un arte". No es una mera conversación entre amigos.

Para ser Coach, además se requieren horas de práctica de coaching. No se trata de una formación teórica.

Un coach vive el coaching en su día a día. Como "persona humana" (valga la redundancia)  aplica sus propias capacidades y competencias aprendidas en su formación de coaching en sus vivencias cuotidianas. Por supuesto es, repito, una "persona humana" y puede bajar la guardia, pero su filosofía de vida no habrá cambiado. Esas vivencias las acumula con su profesionalidad, y esto requiere TIEMPO... Por eso insisto que por favor, que no "te vendan la moto" de que con una mini-formación puedes ser coach.

Por otro lado , si estás pensando en hacer un proceso de coaching, te recomiendo que te informes sobre tu coach. Verifica su formación, sus horas de práctica de su profesión de coaching, siéntete cómod@ con él o ella, y toma la decisión que tú consideres acertada. Cuántos coaches hay por ahí dando consejos, "entrenando"... ("...Un coach es un entrenador, ¿no? Pues yo soy coach, entreno, digo lo que tiene que hacer mi cliente"). Eso NO es coaching.

Bueno, ahí queda. He hablado de muchas cosas, organizaciones, asociaciones, competencias del coach, formación, horas de práctica, sesiones de coaching, etc. y  en cada uno de estos aspectos se puede profundizar muchísimo. Sólo quería tocarte la fibra de que si te interesa el coaching, te informes bien de qué es realmente el coaching.

Puedes obtener más info acerca del coaching en el siguiente post o a través de las secciones de mi web.

 

Bueno, ahí queda. Es mi opinión, que no la verdad absoluta, y me atrevo a decir que es la opinión también de más coaches con los que comparto profesión. Si tienes la tuya propia, te animo a que la compartas en los comentarios de este post.


¿Debate asegurado?


Si tienes alguna duda, te espero en la sección de Contacto, estaré encantada de entablar conversación contigo al respecto de este tema. En cualquier caso, y por supuesto, tus comentarios son bienvenidos en el blog.


Si no te quieres perder artículos como éste, te puedes suscribir al blog en este link.