Sí, como habrás escuchado en más de una ocasión, no estamos en una época de cambios. Estamos en un Cambio de Época: la Era de la Innovación. Y, como en todo cambio de época, aparecen nuevas tendencias. ¿Quieres saber cuáles son? Te las voy a presentar en diferentes capítulos. Hoy el Auto-Liderazgo.



Y así como ya había hablado de liderazgo en otro post, en esta ocasión, lo haré desde el prisma del liderazgo personal, el liderazgo propio: el Auto-Liderazgo.

 

El contexto


La era industrial, de la que venimos, nos ha hecho convertirnos en seres acomodados. Me explico.

Dicen que nadábamos en la abundancia, y, si me permites, en cierto modo así era.

Por ejemplo: si no estábamos conformes en el puesto de trabajo, buscábamos otras opciones que nos permitieran desarrollarnos, e incluso nos atrevíamos a negociar el salario, siempre a más, por supuesto. Si no aceptaban "nuestra propuesta", planificábamos acudir a otra empresa donde estuvieran más abiertos a renegociar la promoción salarial.

Éramos los dueños. Considerábamos que teníamos opciones y hacíamos uso de ellas. Quizás opciones ficticias, quizás opciones que se fueron generando con dinámicas a las que nos acostumbramos (¿préstamos? ¿hipotecas?), aun así opciones al fin y al cabo.

Estábamos tan bien, que en estos últimos años hemos recibido un jarro de agua fría.

¿En qué cambia la situación?

En la realidad, claro está. La que han creado, la que es, la que nos hacen creer que es, o la que creemos que es.

Aun así, no es lo más importante. Lo más importante es que esta situación nos hace cambiar ... nuestra ACTITUD.

 

El victimismo


Mira a tu alrededor. ¿Qué ves?

Una parte de la sociedad inmersa en:

  • la queja

  • el reproche

  • la búsqueda del culpable o los culpables

  • justificaciones

  • un vocabulario de 3ª persona del singular o del plural: "La empresa", "Los mercados", "Ellos..."...


Todas éstas, características de las personas Victimistas.

¿Y qué consiguen con ello?

  • dolor

  • rabia

  • frustración


Así lo expresó el psiquiatra Luis Rojas Marcos hace unos días en el programa Viajando con Chester presentado por @RistoMejide"En España nos hemos hecho adictos a la queja. [...] Todos nos podemos quejar de algo. A todos nos duele algo o vemos a un ser humano y por la compasión uno sufre. Sin embargo, estamos hablando de la manía de enfocar solamente el aspecto negativo y está mal visto el hablar de lo positivo. No hay que negar los problemas pero vamos a no negar lo bueno que hay en nuestra vida."

¿A qué nos está invitando la transición que estamos viviendo y comienzo de la nueva Era? Al Liderazgo. Al Auto-Liderazgo.

 

Auto-Liderazgo


El Auto-Liderazgo 


Hace dos días tuvimos presente un gran ejemplo de Auto-Liderazgo que fue noticia mundial en el ámbito del deporte: el noveno Roland Garros de Rafa Nadal, número 1 mundial del tenis.

¿Cómo crees que estaría situado hoy Rafa Nadal en el mundo del deporte si hubiera seguido el discurso del victimismo?

Me puedo atrever a asegurar que estarás de acuerdo conmigo en que Rafa Nadal es una de las representaciones que podemos encontrarnos de Auto-Liderazgo, por su:

  • perseverancia: la constante persecución de nuestros objetivos.

  • esfuerzo: la superación de los propios límites

  • máxima entrega: él mismo cita "Siempre he entrenado al máximo nivel, a la máxima intensidad, y esto me hace sentir más preparado en los momentos de máxima dificultad de los partidos". Fíjate en la palabra "máximo". ¿Cuántas veces damos lo máximo de nosotros mismos? ¿Cuántas veces nos desafiamos para dar más?

  • fortaleza mental: el no derrotarse en los errores y/o derrotas. Buscar en ellos el máximo aprendizaje posible para anticiparse en ocasiones posteriores.

  • fuerza de voluntad: no dejarse llevar por la pereza, la falta de responsabilidad.


Fíjate en el tuit enviado hace 13h, justo un día después de ganar su noveno Roland Garros:

Tuit Rafa nadal

Y sí, éste es un gran ejemplo en el mundo del deporte. Ahora bien, ¿cómo puedes aplicar el auto-liderazgo en tu día a día?

  • con máxima entrega: en tu trabajo, ya sea éste un empleo o la búsqueda propia del empleo, a tu gente, ...

  • aportando valor: en cada una de las acciones que realizas a lo largo del día

  • siendo competente: demostrar tus competencias y hacer uso de ellas constantemente

  • liderando tu propio aprendizaje: ganas de aprender y crecer como profesional buscando tú mism@ los medios para ello

  • siendo autónom@: búsqueda continua de recursos para conseguir tus propios fines

  • teniendo presente tu responsabilidad: tú eres el/la protagonista de tus acciones por lo tanto no son los demás los responsables de las mismas


 ¿Qué puedes dejar de hacer?

  • quejarte de que no te vengan las cosas dadas: ¿no te dan un curso de formación? Busca la información tú mism@

  • esperar a que los problemas se resuelvan por sí solos: y mientras tanto, ¿qué? Te invito a pensar en todo lo que te puedes perder

  • depender de los demás para conseguir tus metas: si son tus metas, ves a por ellas. La satisfacción que obtendrás será mayor con creces.

  • justificarte cuando los resultados no son los que esperabas o cuando te indican que no lo han sido


 

Te invito a un ejercicio: Durante el día de hoy, cuando detectes alguna de estas situaciones o pensamientos...:



  1. reformula tu frase en 1ª persona del singular ("Yo")

  2. seguido de un verbo de acción


y hazlo en todas tus frases del día de hoy.

¿Me cuentas cómo te va?

 

Para cerrar...

No esperes a que las cosas te vengan dadas. Tú eres quien puede crearlas. Como dice Rafa Nadal, auto-líder:

 

"No creo que las cosas cambien por sí solas, las tienes que hacer cambiar y yo voy a hacer lo posible por cambiar"


 

 

Si tienes alguna duda, te espero en la sección de Contacto, estaré encantada de entablar conversación contigo al respecto de este tema. En cualquier caso, y por supuesto, tus comentarios  son bienvenidos en el blog.


 

Si no te quieres perder artículos como éste, te puedes suscribir al blog en este link.